Exencion por reinversion en vivienda habitual en construccion

El Tribunal Supremo permite la aplicación de la exención en el IRPF sobre la ganancia patrimonial obtenida por la venta de la vivienda habitual, siempre que la reinversión se realice en los dos años siguientes a la venta, con independencia de que la nueva vivienda esté en construcción. En julio de 2020, la Abogacía del Estado interpuso un recurso de casación en el que mantenía el criterio de denegar la exención en el IRPF de la ganancia patrimonial obtenida por la transmisión de la vivienda habitual cuando la reinversión, aunque fuera dentro de los dos años siguientes a la transmisión, se realizara mediante la compra de una vivienda en fase de construcción. Dado que Lucy había estado alquilando la casa durante los dos últimos años antes de venderla, pudo convertirla con éxito en una «propiedad de inversión» que podría acogerse al aplazamiento del pago del impuesto en virtud del artículo 1031 del IRC. Procedimiento de ingresos 2008-16.

Además, Lucy vivió en la casa como su residencia principal durante 2 de los últimos 5 años antes de venderla, por lo que también puede excluir una parte de su ganancia de capital en virtud de la exclusión de la residencia principal del IRC § 121. Entonces, ¿qué puede hacer Lucy con su ganancia de capital de 400.00 dólares? En primer lugar, como se ha indicado anteriormente, puede excluir 250.000 dólares de la ganancia en virtud de la exclusión de la residencia principal del artículo 121 del IRC. Además, puede aplazar los 150.000 dólares restantes de la ganancia, reinvirtiendo el resto de los ingresos netos en una nueva propiedad de inversión con un valor mínimo de 550.000 dólares, precio de venta de 900.000 dólares menos la exclusión de 250.000 dólares que obtuvo, aplicando las normas habituales de un intercambio 1031.

El resultado neto para Lucy es poder mantener 250.000 dólares del efectivo de su venta libre de impuestos, y luego diferir los impuestos sobre el resto de su ganancia haciendo un intercambio 1031. Ejemplo 3: Crystal trabaja en la oficina de su empresa en Filadelfia. Crystal compra una casa en febrero de 2020 que está a 35 millas de su oficina.

En mayo de 2021, antes de cumplir el requisito de residencia, Crystal comienza una asignación en la oficina de su empresa en Wilmington a 72 millas de su casa, por lo que se muda de la casa. En junio de 2022, Crystal es asignada a trabajar en la oficina de su empresa en Londres. En agosto de 2022 vende su casa como resultado de la asignación a Londres.

La venta no está amparada por el puerto seguro porque su cambio de trabajo de Filadelfia a Wilmington no aumentó su distancia de desplazamiento en 50 millas 72 – 35 = 37. Tampoco está protegida por el puerto seguro debido a la cesión de Londres porque Crystal no vivía en su casa como residencia principal cuando se trasladó a Londres. Sin embargo, Crystal sigue teniendo derecho a una exclusión parcial porque, según sus hechos y circunstancias, la razón principal por la que vendió su casa FUE su cambio de ubicación laboral.

Ejemplo 4: En julio de 2021, Donna, que trabaja como médico de urgencias, compra un apartamento a 8 km de su hospital y vive en él como residencia principal. En febrero de 2022, Donna consigue un trabajo en un nuevo hospital que está a 51 millas de su apartamento. Donna puede ser llamada a trabajar en horas no programadas y, cuando se la llama, debe ser capaz de llegar al trabajo rápidamente.

Debido a las exigencias de su nuevo trabajo, Donna vende su piso y compra una casa adosada a 6 kilómetros de su nuevo hospital. Como el nuevo trabajo de Donna está a sólo 46 millas de su apartamento, la venta no está protegida por el puerto seguro. Sin embargo, Donna puede reclamar una exclusión parcial porque, según sus hechos y circunstancias, la razón principal por la que vendió su piso fue el cambio de trabajo.

Ejemplo 1: En 2021, April compra una casa y la utiliza como residencia principal. A continuación, April sufre un accidente y queda incapacitada para cuidar de sí misma. April vende su casa en 2022 y se muda con su hija para que ésta pueda cuidarla debido a su lesión.

De acuerdo con los hechos y las circunstancias, el motivo principal de la venta de la casa de April es su salud, por lo que April tiene derecho a solicitar una exclusión parcial. Con la antigua norma, los contribuyentes que cumplían los requisitos podían evitar el pago de impuestos por la venta de sus viviendas siempre que se tratara de una residencia principal. Los contribuyentes que se acogían a la exención por venta de vivienda para mayores de 55 años rellenaban el formulario 2119 en el Servicio de Impuestos Internos (IRS).

El formulario se utilizaba incluso si el contribuyente posponía toda o parte de la ganancia a otro año fiscal. Los contribuyentes debían declarar las pérdidas derivadas de la venta de su vivienda en el formulario 2119. Sin embargo, según el IRS, los contribuyentes no podían deducir la pérdida de su carga fiscal.

Pero había una laguna. Si una vivienda principal era propiedad conjunta de dos o más personas no casadas, era posible que más de un titular con la edad adecuada tuviera derecho a la exención. Para que la vivienda pudiera acogerse a la exención, el titular debía poseer y utilizar la propiedad como residencia principal durante al menos tres de los cinco años inmediatamente anteriores a la venta de la casa.

Se concedían desgravaciones personales por el tiempo que se pasaba fuera por vacaciones o por cuidados médicos. Antes de 1997, para recibir la exención, el vendedor, o al menos uno de los titulares, tenía que tener 55 años o más en la fecha de la venta para poder optar a ella. Tras la